sábado, 23 de abril de 2016

Una caricia tonta

Hoy vuelvo a escribir de tu sonrisa en un poema
Porque siento que me alivia esta alma, frágil y bohemia
Que me lleva por el sendero de la autoestima y del orgullo
Con un método complaciente, que no es mío ni tuyo
Sin embargo, es insumo que erradica la singular nostalgia
Que mejor terapia, aquella donde todo se resuelve en la cama
Es como un baile erótico, que va de oreja a oreja la condenada
Derrumbando el coraje, seduciendo como quien despilfarra
Y ahora que mi memoria me traiciona, tu recuerdo es un atentado
Pues conoces mi debilidad, y desnuda todo se pone complicado
Eres una adivinanza, un laberinto que enreda cualquier posibilidad
Una caricia tonta, que levanta el polvo, y otras cosas con tanta naturalidad.

No hay comentarios: