domingo, 28 de agosto de 2016

Tu sabor en mi boca

En mi mente te he llevado a los sectores más recónditos para seducirte
Lugares perfectos, donde no doy cabida a la duda y tú no puedes escabullirte
Donde la maleza nos protege ante cualquier descuido, nos borra del mapa
Y los matorrales se transforman en sabanas, mientras tu cuerpo es una llama
Así soy yo, viéndote desnuda en todo lado, un romántico libidinoso
Que encuentra placer en cada locura, mientras descubro regocijo en tus ojos
Contigo corro el riesgo de perder la perspectiva, eso lo hace tan divertido
Porque nos volvemos obscenos, es nuestra intimidad y nada es restringido
Toda regla que ponemos la rompemos, así somos de sistemáticos y exquisitos
Ojala pudieran ver, la zambullida y sacudida, con que esta mujer me lleva al precipicio
Siempre fuiste el relato empedernido que quise sacar de contexto
Llevando tu sabor en mi boca, pregonando cada coyuntura del buen sexo.

No hay comentarios: