viernes, 14 de octubre de 2016

El tunel de los espejos

Tu torso desnudo, tu cuerpo servido sobre mi humanidad
Rodeado de espejos, te miro en él, ese movimiento animal
Es la intensidad, el fuego que me va quemando, tu sexualidad
Tan juntos, tan dentro uno de otro, rayando en la obscenidad
Y te multiplicas, como mis manos por toda tu piel sedosa
Mientras estallas en gritos, y mis dedos se introducen en tu boca
La fricción me convulsiona, y agarro tus glúteos con lujuria
Así como tu esencia, me la bebo sin distracción alguna
Cuanto desmán entre cuatro paredes, eres la culpable
Y el descontrol se apodera de todo, te quiero salvaje
Vuelvo a mirar al espejo, y te encuentro alucinante
Para hacer el amor, en la mañana, de noche o en la tarde.