sábado, 1 de octubre de 2016

Libres

Me gusta cuando la lógica no tiene la razón
Cuando dos bocas se unen, sin tener la intención
Dinde hay consecuencia, pero no hubo plan
Encontrándose en el camino, que no existió jamás
Un capricho del destino, es la excusa de la necedad
Hasta respirar el mismo aire, es solo mera casualidad
Qué tal si el roce con tu cuerpo, fuera tan solo un accidente
A lo ilógico que le den la forma que quieran, allá la gente
Sabel que la piel se puede erizar hasta por un pensamiento
Perdiendo el tiempo en respuestas, no hay tragedia en un beso
Imagínate el choque de dos almas dispersas, un choque autentico
Donde no hay influencia de nada, y todos son libres como el viento.

No hay comentarios: