viernes, 21 de octubre de 2016

Siervo de tu causa

Y te pido que te sinceres conmigo, quiero la verdad
Que dejes la censura a un lado, tenemos que hablar
Cuéntame de esos detalles, que nada dejo escapar
Déjame al borde del abismo, dame luz, dame claridad
Basta de seguir el protocolo, vamos por la informalidad
Háblame sin recato, desvergonzada, tú con frontalidad
Con el léxico preciso, intimidante, espontánea y voraz
Ganas de tus palabras, cuyo mensaje me logre castigar
En un sentido figurado, pues la rudeza trae sensualidad
Más allá de la fantasía, con usted no hay daño colateral
Por eso restriégame tu promesa, en esta piel desvalijada 
Sin temor al desacato, que siempre siervo de tu causa