martes, 20 de diciembre de 2016

Mundo forastero


Respiro pausado, percibiendo animado, la bendita realidad
Aquella que me envuelve y paradójicamente me invita a soñar
Es el arte que inspira, mientras uno suspira, y se deja llevar
Pues son las caricias, algunas atrevidas, que fluya la verdad
No hay disturbio más hermoso, que el bullicio de tu voz
Ni miedo más intrépido, que el valiente beso que se da con amor
Me deslizo confiado, porque presumo de mi estupidez
Pues no hay precipicio que me ahuyente, solo una mujer
Con mis alas rotas, me preparo para volar astuto y perspicaz
Por un mundo forastero, donde nada inicia, ni tiene final
Así escribiré, entre líneas, para que entienda esta generación
Mientras más absurdo el estribillo, le ponemos más corazón.

No hay comentarios: