miércoles, 31 de agosto de 2016

Carpe diem

No vengo por uno de tus besos, llegue para llevarmélos todos
No te quiero para un momento esfímero, lo fugaz es pisar sobre lodo  
Quiero tu atención absoluta, al igual que la totalidad de tus caricias
Pedírtelo de mil formas, y como todo romantico hasta de rodillas
Deseo quedarme con tu último suspiro, ser esa inspiración infinita
Como el artista con su melodía, que cautiva y se vuelve perfecionista
Mi propósito contigo va más allá del entendimiento, por eso lo irracional
Aproximarme tanto que las distancias se anulen, poderme en tu piel quemar
Siempre quise todas las palabras bonitas que salen de tu boca, y las otras también
Esas donde la censura está al acecho constante, y exclamar con furia carpe diem!!!
Quien dijo que no hay ternura en la rudeza del trato que establecimos en la intimidad
Ser salvaje tiene su arte, y hacer el amor de otra manera no le quita la solemnidad. 

domingo, 28 de agosto de 2016

Ayacucho y Asisclo Gáray

Una vereda para escribir, escojo el sector de Ayacucho y Asisclo Gáray
En mi bajo perfil, encuentro una razón y la intriga me hace emocionar
Pues una muchacha tuvo el antojo de estremecer este barrio tradicional
Haciéndolo tan suyo, tan propio, llenando las calles con su belleza peculiar
Mientras atónito me descubre, su mano me sorprende con una invitación
Aún no entiendo mucho, pues su falda escolar tiene toda mi admiración
Rayando en la mayoría de edad, de su boca salen palabras de jerga popular
Cautiva esa magia y su realismo, esa sonrisa que lleva grabada tan natural
Nos convertimos en dueños de la vía pública, cerrando calles para jugar
Manteniendo viva la tradición, y mi corazón en vilo, contemplándote bailar
El sol cae a unas cuantas cuadras, abrazándose con el salado, como un ritual
Es hora de la despedida, y por el beso que me niegas, mañana he de regresar.

Tu sabor en mi boca

En mi mente te he llevado a los sectores más recónditos para seducirte
Lugares perfectos, donde no doy cabida a la duda y tú no puedes escabullirte
Donde la maleza nos protege ante cualquier descuido, nos borra del mapa
Y los matorrales se transforman en sabanas, mientras tu cuerpo es una llama
Así soy yo, viéndote desnuda en todo lado, un romántico libidinoso
Que encuentra placer en cada locura, mientras descubro regocijo en tus ojos
Contigo corro el riesgo de perder la perspectiva, eso lo hace tan divertido
Porque nos volvemos obscenos, es nuestra intimidad y nada es restringido
Toda regla que ponemos la rompemos, así somos de sistemáticos y exquisitos
Ojala pudieran ver, la zambullida y sacudida, con que esta mujer me lleva al precipicio
Siempre fuiste el relato empedernido que quise sacar de contexto
Llevando tu sabor en mi boca, pregonando cada coyuntura del buen sexo.

domingo, 14 de agosto de 2016

Fruta del erotismo

Me zambullo con atrevimiento por la tempestad de tu cuerpo
Gobernando lo indomable, sacudiendo hasta el impulsivo viento
Absorbiendo ferozmente tu vanidad, despojándote la firmeza
Desnudando con sabiduría, el estorbo que esconde tu belleza
Arrasando tu piel, con la fricción metodológica de lo irracional
Institucionalizando una caricia, que retumbe profundo en lo sensual
Mientras los ánimos caldean, tu voluntad se quiebra en pedazos
Abriéndose toda puerta, donde tu obscenidad termina en mi regazo
Cortejo seductor, que humedece tus riberas de caudaloso líbido
Atravesando las fronteras, penetrando por la matriz del peligro
Censurando todo episodio, que termine con un panorama lascivo
Donde el placer es un estímulo, y tu voluptuosidad fruta del erotismo.

domingo, 7 de agosto de 2016

Tu disturbio

En esta noche escucho tus gemidos al final del pasillo
Aunque no te conozco, te imagino y de ti escribo
Busque un rincón para conmemorar mis proezas
Pero en alguna habitación, haces el amor sin verguenza
Es que los huéspedes sucumben, ante tan precoz evidencia
Tu melodía es hermosa, obviamente te vas haciendo tendencia
Es que el clima ayuda, para no abandonar nunca las sábanas
Escucho como disfrutas, y veo como se empañan las ventanas
Tengo la sospecha, que el ambiente corrompe nuestra moral
Pues todos tenemos en secreto, guardado por dentro un animal
De repente el silencio me abriga, por que cruel es la soledad
Y en la osadía del orgasmo, tu disturbio genera una laguna mental. 

Cuenca

Es que soy un fiel creyente del alma y sus pecados
Y a la hora de bajar la guardia, hay un lugar encumbrado
Para enamorarse se necesita inventar una historia, o vivirla
Otras veces hay ciudades cómplices, que todo lo simplifican
Ojala Cuenca no tuviera esa atmósfera, pero la tiene
Me transforma en un ser inspirado, que no se detiene
Que conquista con bohemía, que cede a la tentación
Que lo posee la locura, y va mejorando cada versión
Donde todo se confabula, y el miedo es solo una distracción
Donde escribo entre sábanas, siendo tinta tu aroma y sudor
Deber ser la frescura de sus calles, o los cuatro ríos que la custodían
Pero cuando se trata de amar, esta ciudad tiene alma y memoria.