sábado, 11 de marzo de 2017

Tu presencia

Así es, tus besos marcan la pausa en esta envestida
La velocidad de las cosas, no deja saborear la vida
Entre tanto ruido, la concentración es prácticamente nula
Pero todo se detiene, cuando tu boca me besa profunda
En el vaivén de las circunstancias, el tiempo es mutilado
Y tus labios con sobriedad, detienen el reloj apresurado
Hay veces que lo verán tambaleando, dijo la percepción
Yo te diré que voy bailando, del besuqueo a la emoción
Aunque la lluvia moje los planes, y el sol sea inclemente
Basta una caricia desinteresada, basta tu piel efervescente 
Puede que la ansiedad sucuestre mi juicio, mate la esperanza
Pero basta un instante, en que tu presencia todo lo sana.