viernes, 4 de enero de 2019

El desierto de Calama

Muero de sed en el desierto de Calama
Y tu campante paseando por una duna en pijama
Debe ser alucinación, me deshidrata la remembranza
Preferí ser arqueólogo, porque amarte maltrata
Soy prófugo de tu justicia, perseguido político
Nuestra relación alienígena, benemérito lío
Y la sed no se calma, porque tú eres el agua
Así es el masoquista, un idiota, reverenda payasada
Me refugio en el autismo, el desierto no es terapia
Ni las toneladas de arena, y hasta la soledad extraña

No hay comentarios: